jueves, octubre 16, 2008

Remedios para telas

Las telas para tapicería pueden requerir limpieza a seco (en este caso hay que llevarlas a una tintorería especializada) o lavado en agua, para lo que hay que prestar atención a las indicaciones que vienen en la etiqueta. Jamás hay que lavar con agua una tela que requiera limpieza a seco.

Para cuidar las telas de tapicería y quitar manchas, los especialistas recomiendan:

  • Si se mancha un género común, sin tratamiento antimanchas, absorber con papel o con un paño blanco no abrasivo. Luego eliminar la mancha con jabón neutro incoloro y, si es necesario, alcohol diluído en agua (para las manchas de licor), vinagre diluído (para las de vino), amoníaco diluído (café o té). Secar con secador de pelo desde el exterior hacia el interior de la zona húmeda.
  • Si se trata de una tela tratada con Teflon Fabric Protector, será más resistente a las grasas y líquidos.
  • Las manchas de licor, vino, café, té y cerveza se absorben con papel o paño blanco no abrasivo. Si persisten, lavar con espuma de jabón neutro incoloro y absorber la espuma con un paño húmedo. Secar con secador de pelo.Las manchas de aceite en estas telas se quitan con quitamanchas en seco, cuidando de probarlo primero en una zona poco expuesta. Aplicar el producto sobre un paño limpio y frotar delicadamente desde el borde exterior hacia el centro. Si la mancha es grande o persistente, llevarlo a una tintorería especializada.
  • Hay telas de tapicería que han sido sometidas a un tratamiento repelente que impide que la suciedad penetre en las fibras del tejido. En estos casos, la mayor parte de las manchas se elimina con un paño blanco no abrasivo y absorvente o con un quitamanchas.
  • En todos los casos, lo mejor es tratar las manchas antes de que se absorban excesivamente, frotándolas delicadamente y con un movimiento circular, desde el exterior hacia el interior.
  • No usar detergente para platos, porque puede dejar residuos en las fibras.
  • Para quitar el polvo de los tapizados, cepillar delicadamente con un cepillo de cerdas blandas o con una aspiradora de potencia media.